Rollos de Papel Térmico: Así se hacen

En otra ocasión hemos explicado el proceso de impresión de los rollos de papel térmico. Hoy vamos a centrarnos en uno de los procesos más ignorados, y a la vez uno de los más importantes, que no es otro que el cortado y el rebobinado.

Los  rollos de papel termico que vemos en las tiendas no “nacieron” así. Más adelante explicaremos el proceso de fabricación del papel en general, pero hoy os vamos a explicar cómo los rollos de papel térmico pasan de ser una gigantesca bobina de papel a ser un rollito de los que utilizan en los TPV, cajas registradoras, etc.

Como se hace el papel termico

El proceso empieza con una bobina, que, para que os hagáis una idea, hacen falta grúas y toros mecánicos para desplazarla por el almacén o la fábrica.

Esta bobina se fija a un rodillo que, previamente se habrá configurado para las distintas medidas de corte y diámetro que deseemos.

Bobinas de papel

 

Esta máquina, a la vez que corta la bobina a la medida que le especifiquemos, tiene la capacidad también de medir los metros de papel que vamos enrollando en el nuevo rodillo, que será el soporte definitivo de los rollos de papel térmico.

En este proceso es muy importante que las máquinas estén bien calibradas, ya que en caso de fallo, podemos cortar el papel a una anchura no compatible con el soporte final, y esto puede suponer que se eche a perder un lote de producción.

Del mismo modo, hay que tener muy en cuenta el diámetro del rollo final. Los rollos de papel térmico de buena calidad se ajustan todo lo posible al diámetro especificado. Esto se consigue con una buena medición de la longitud del rollo de papel.

cortadoraAl final del artículo os dejamos un video en el que se ve el proceso  de cortado y rebobinado.