Diferencias entre papel reciclado y papel ecológico

Papel ecológico

¿Cuáles son las diferencias entre el papel reciclado y el papel ecológico?

En el sector del papel está produciéndose un cambio radical en las últimas décadas, todo esto producido a raíz de la emergente concienciación sobre los recursos limitados del planeta Tierra (que cada vez son más escasos) y una sociedad cada vez más convencida sobre la protección al medio ambiente. Es necesario destacar también que la opinión pública acerca de estos temas cada vez es más dada a verlos como algo necesario más que como una moda.

En este artículo vamos a conocer las principales diferencias entre el papel ecológico y el reciclado, sus procesos de fabricación y también las medidas que se han adoptado para reducir el impacto medioambiental de estos proceso.

El papel “bond”

Se conoce como papel bond al obtenido directamente de la madera de los árboles, cuya materia prima principal son las fibras de celulosa. El proceso de elaboración de este papel es muy dañino para el medio ambiente, debido al derribo masivo de árboles que se necesita para la fabricación del papel, con la consecuente erosión a la corteza terrestre que ello supone.

Además, el proceso de blanqueo de este papel se lleva a cabo con el uso de cloro, y se precisa unas cantidades de energía y agua extremadamente elevadas. Existe la posibilidad de blanquear las hojas sin cloro, con otros compuestos a base de oxígeno, mucho menos contaminantes.

Papel reciclado

El papel reciclado, como su nombre bien indica, no se obtiene a base de la tala de árboles y arbustos, sino a través de la reutilización de papel usado molido. Dentro de este tipo de uso hay que distinguir entre desechos “pre consumo” y desechos “post consumo”.

Los desechos “pre consumo” suelen ser recortes de fábrica o materiales que han sido descartados (para optimizar recursos).

Los desechos “post consumo” son papeles ya utilizados que se recogen a través de selección minuciosa y pasan por un proceso de destintado. De esta manera un papel que ya ha sido utilizado puede tener una segunda oportunidad.

Papel ecológico

Suele haber confusión entre papel “reciclado” y “ecológico”. De hecho muchas veces se utilizan los términos como si fueran equivalentes. Nada más lejos de la realidad.

El papel ecológico hace referencia a un tipo de papel que ha sido elaborado mediante procesos menos invasivos con el medio ambiente, y se blanquean con el uso de oxígeno como hemos comentado antes (libre de cloro). Con el término “ecológico” a lo que hacemos referencia es al proceso de fabricación, que de manera necesaria tiene que ser más sostenible, pero que pueden utilizarse tanto fibras vírgenes como fibras recicladas.

No obstante aunque las fibras sean siempre de “segunda mano”, cabe la posibilidad que se procesen con métodos contaminantes.

Aquí es donde entra el FSC, que son las siglas en inglés del Consejo de Administración Forestal (Forest Stewardship Council). El fin de este consejo es el uso adecuado del medio ambiental forestal, que tiene que traducirse en una gestión de los bosques sostenible, con beneficios a la sociedad y económicamente viable.

Ecológico. Bosques para todos, para siempre.

El FSC dispone varios tipos de certificados. La certificación se le da a propietarios de bosques en los cuales ponen en práctica métodos de gestión que cumplen con los requisitos de la lista de principios del FSC. La “certificación de la Cadena de Custodia” da fe de que el producto vendido con la etiqueta FSC realmente está hecho con materiales De Fuentes controladas.

Papel térmico sin fenol

Este es un tipo de papel que se utiliza para la impresión de tickets de compra.

Los rollos de papel térmico estándar llevan una capa de satinado que se elabora a base de fenoles (Bisfenol-A, Bisfenol-S), que le confiere una capa extra de aislamiento ante agentes externos. No obstante estas sustancias están pendientes de estudios y pruebas médicas y científicas, ya que se ha observado que la exposición prolongada a estos químicos puede tener efectos nocivos sobre los organismos.

Gracias a una directiva de la Unión Europea, a partir de enero de 2020 no se podrá comercializar ningún producto que contenga Bisfenol-A, entre los cuales están estos tipos de papeles. Esto se traduce en un papel menos nocivo y más respetuoso con el medio ambiente. En Ofitor 2000 disponemos de una extensa gama de papel térmico sin fenol.

Bulos sobre el reciclado

Hace tiempo el papel reciclado solía tenerse por un papel de baja calidad y con peor acabado que el papel no reciclado. Hoy en día los procesos de elaboración son igual de exigentes en ambos casos y tanto el papel reciclado como el convencional siguen los mismos estándares de calidad. De hecho la gran parte de papel que se utiliza viene de reciclaje.

Otro bulo es acerca de la pelusa que puede soltar el papel: no hay evidencias que confirmen esta afirmación, ya que ambos papeles son equivalentes en calidad.

Si bien es cierto que algunos papeles no tienen un grado de blancura iguales que otros, esto no afecta para nada a la calidad de la impresión final, ya que los resultados son similares en todos.

Conclusión

Debido a las políticas concienciarais en medidas ecológicas a largo plazo, y al reciclado selectivo de basuras, es una realidad que la mayoría del papel que se utiliza es reciclado, siendo una parte de éste de origen ecológico.

Y es que hoy por hoy el ser humano es el organismo vivo que mayor impacto está causando a la Tierra; está en nuestras manos (por ahora) revertir este proceso y que todo vaya a mejor.