Papel térmico de colores – 3 razones de peso por las que cambiar

Razones de peso para cambiar al papel térmico de colores

Es un hecho que el papel térmico de colores no es un producto muy implantado en el mercado, y esto se debe más que nada al temor que produce cualquier cambio imprevisto en algún aspecto del negocio.

Nada más lejos de la realidad.

Múltiples estudios científicos han constatado que el color causa un impacto positivo en la mente del observador, dicho de otra manera, el color ayuda a nuestro cerebro a grabar emociones y sensaciones. Además, es la forma ideal para diferenciarnos entre tanto blanco.

El papel térmico de colores es una idea novedosa, y a continuación os daremos las 3 razones por las que creemos que es un producto de futuro:

  1. Ayuda a diferenciarnos del resto

Ya sea para resaltar un ticket especial, o simplemente para desmarcarnos de nuestra competencia, el papel térmico de colores es un aliado de élite para dicho fin. Multitud de negocios ya lo utilizan para dar los tickets de factura simplificada, o para artículos apartados.

Otro uso muy común en este campo es el de la temática del negocio. Por lo general, algunos tipos de negocios en particular siguen un patrón de colores específico. Con el papel térmico de colores podremos complementar la imagen de nuestra empresa, a la vez que creamos una identidad de marca.

  1. Alternativa económica al papel personalizado

Si bien el papel térmico personalizado es una opción ideal para que nuestro ticket vaya completamente acorde a nuestro negocio, el papel térmico de colores es la alternativa más económica sin renunciar a la máxima calidad.

La inversión que supone hacer un pedido mínimo en un papel ticket personalizado contrasta con la oportunidad de adquirir cantidades inferiores de papel térmico de colores. Existen 2 medidas: 80×80 y 57×55, aunque bajo pedido pueden estudiarse otras medidas y personalizaciones.

  1. Imagen de empresa

Tu empresa es única, por lo que el equipamiento y el trato que le des a tus clientes tiene que ser único también. Qué mejor manera de permanecer en la mente de una persona que mediante el uso de colores. Está demostrado que el uso de ciertas tonalidades promueve en nuestro cerebro sensaciones y recuerdos que perduran en el tiempo. Los tonos azules, amarillo, rosa y verde se han escogido de manera minuciosa para causar el mayor impacto posible en los receptores y de esa manera, que el cliente final quede satisfecho con su compra.

 

La alternativa es real: el papel térmico de colores es un estándar que ha llegado para quedarse y tenemos la oportunidad de utilizarlo a nuestro favor.