El auge de las franquicias, unido al cambio de mentalidad empresarial en el sector de los servicios y ocio está provocando que cada vez sean más los establecimientos que optan por el uso de ticket personalizado para sus facturas simplificadas.

El uso de este tipo de papel es exactamente el mismo que el del papel normal o anónimo, ya que la única diferencia entre uno y otro es la impresión que viene de manera predeterminada en cada rollo. Esto no influye para nada en el funcionamiento de las impresoras, que al contrario de lo que se pueda pensar, no registran ningún tipo de incompatibilidad con este tipo de papel térmico.

El proceso de elaboración de un rollo de papel térmico personalizado es prácticamente igual que el del papel térmico estándar. Una vez cortado el rollo a la medida necesaria es donde llegan las diferencias:

– En impresiones normales o con tintas planas, la personalización se realiza mediante flexografía, que no es más que una técnica de impresión que utiliza una placa flexible con relieve, es decir, que las zonas impresas de la forma están realzadas respecto de las zonas no impresas.

– Si la impresión es más compleja, o a todo color, se opta por la impresión en “offset”. En estos casos otorga una calidad final muy superior a la flexografía.

Ticket personalizado offset

Respecto a este último método de impresión (offset), cabe destacar que normalmente el ticket personalizado se imprime en “cuatricromía”. La “cuatricromía” es el uso de las 4 tintas elementales en trabajos impresos: cian, magenta, amarillo y negro.

Los rollos con publicidad normalmente utilizan el método offset, ya.que en la mayoría de los casos la cantidad de información que se imprime en el reverso es muy grande, y el trabajo.con flexografía sería totalmente imposible, debido a la precisión y calidad necesaria para un buen acabado final.
Si por otra parte optamos por una impresión básica (como por ejemplo logotipos o texto), el ticket.personalizado en flexografía es la elección más adecuada. El uso de tintas planas (Pantone) en estos casos facilita el trabajo, ya que cada “cliché”.es capaz de soportar un solo color por pasada. Si fuera necesario el uso de más colores en el diseño, sería necesario.realizar una pasada adicional por cada color a imprimir.

Nuestra imagen con el cliente depende en gran medida de la despedida que le demos. A todos los clientes les gusta salir de un establecimiento que, hasta el último.momento, les atienden y ayuden en cualquier cuestión que se presente, y el.ticket personalizado puede ser un gran cierre a una gran venta.